Participamos en panel de vivienda del XI Foro de Asobancaria

Adriana Guillen Arango, presidente Ejecutiva de Asocajas, participó en calidad de panelista en el XI Foro de Asobancaria, en el bloque programas de subsidio vigentes: potencialidades y desafíos. Este espacio combina temas de relevancia para constructores, financiadores y Gobierno, lo que permite una visión integral sobre toda la cadena involucrada en el desarrollo del sector vivienda.

El panel fue moderado por Guillermo Rivera, Consultor, ex viceministro de Vivienda y Exsecretario de Hábitat Bogotá y contó con la participación de Cristina Londoño, presidente del Fondo Nacional del Ahorro y Liliana Vásquez, vicepresidenta de Desarrollo de Productos y Canales de Bancolombia.

Algunos mensajes a destacar durante la intervención de la presidente de Asocajas, Adriana Guillén:

  • La política habitacional en Colombia debe ser de largo aliento, que transcienda los Subsidios y los periodos de Gobierno y donde se integren adecuados instrumentos de gestión de suelo que permita la construcción de viviendas en otras modalidades (vivienda usada, viviendas en áreas de renovación urbana, arrendamiento con opción de compra etc.)
  • Cada Caja de Compensación Familiar ha desarrollado y ajustado sus propios portafolios en materia de vivienda y hábitat. Las estrategias responden a su identidad corporativa y apuestas de cada una en las regiones.
  • Programas como Mi Casa Ya y Casa Digna y Vida Digna están focalizados hacia la misma población de las Cajas de Compensación Familiar. El programa de concurrencia, fue un primer paso para aunar esfuerzos y atender a la misma población. Sin embargo, hay retos en lograr una mejor focalización, en particular hacia los hogares que por sus características no tienen acceso a fuentes de financiación.
  • El programa de concurrencia debe flexibilizar el modelo de operación que atienda de manera más oportuna a los potenciales beneficiarios, haciendo más ágil el proceso de validación y más flexible los cambios en la conformación del hogar, la asignación del SFV debe entenderse como un derecho adquirido de los beneficiarios.
  • Es importante empezar a pensar en las verdaderas necesidades de las personas que quiere acceder a un crédito, hoy tenemos un segmento de población formal afiliada con unas características que las alejas de la posibilidad real de acceder a una solución habitacional. Los créditos otorgados por las Cajas y una eventual operación del programa Mi Casa Ya, facilitaría el acceso de estos hogares, a partir de la fidelización y acompañamiento social de las entidades.
  • Es necesario pensar en ciudades compactas que permitan el pleno disfrute de infraestructura social, se debe trabajar en la actualización de los instrumentos de planeación territorial que permitan acceder a proyectos de renovación urbana en las ciudades.