EPS Famisanar llega a 25 años de trayectoria trabajando por la salud de los colombianos

En la actualidad esta entidad cuenta con una red contratada de 1.527 IPS, públicas y privadas, en 16 departamentos del país.

Una de las novedades que introdujo la Ley 100 de 1993 al Sistema de Salud colombiano fue la creación de las Entidades Promotoras de Salud (EPS), cuya función es garantizar la prestación de los servicios de salud contemplados en el Plan de Beneficios en Salud (PBS) y gestionar los riesgos derivados de la enfermedad.

Esto significa que todos los colombianos deben estar vinculados a una EPS; sin embargo, la diferencia radica en el modelo de aseguramiento. Por un lado, está el sistema de régimen contributivo, en el que están los empleadores y empleados con capacidad de pago, quienes hacen un aporte mensual; por el otro, está el régimen subsidiado, que cobija a la población vulnerable que no cuenta con esa capacidad de pago a través de los recaudos solidarios de los otros vinculados al sistema.

En ese contexto, bajo una alianza estratégica entre dos de las cajas de compensación más importantes del país, Cafam y Colsubsidio, nació Famisanar el 25 de julio de 1995, con la premisa de ofrecer una atención de salud integral y de calidad. La EPS, que inicialmente contaba con un equipo de 20 colaboradores para las ciudades de Bogotá, Madrid y Funza, tiene hoy más de 2.200 en 143 municipios de 16 departamentos, y se ha consolidado como la EPS número uno en Bogotá y Cundinamarca.

Bajo la normativa del Sistema de Salud y para cumplir con la obligación de garantizar a los afiliados el acceso al POS, las EPS deben conformar una red de servicios con instituciones propias o contratándolos con Instituciones Prestadoras de Servicios (IPS) externas.

Famisanar, en la actualidad, cuenta con una red contratada de 1.527 IPS privadas y 143 públicas. Esto le permitió atender, en 2019, 4,2 millones de consultas en medicina general, 2,5 millones de consultas especializadas, 81.389 hospitalizaciones, 15.678 hospitalizaciones en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), 1,5 millones de consultas de urgencias y 28.977 partos y cesáreas.

Esta entidad, desde su fundación, se ha especializado en la atención de varios sectores industriales, como servicios, manufactura, alimentos y bebidas, finanzas y transporte, entre otros.

Además, la EPS se ha destacado especialmente en la prestación de servicios como la atención preferencial y protección a niños y mujeres víctimas de violencia o maltrato y los servicios del Plan de Beneficios de Salud (PBS), como son la consulta general, familiar y especializada, odontología, Programas de Promoción y Prevención (PyP), apoyo diagnóstico y terapéutico, hospitalización, cirugía, medicamentos y urgencias, entre otros.

Una de las banderas de Famisanar tiene que ver con la ruta integral de atención para la promoción y prevención en salud (PyP), por lo que ha desarrollado programas que van acorde al perfil de cada afiliado. Así, por ejemplo, las madres gestantes cuentan con programas de acompañamiento permanente desde etapas tempranas, en todo lo relacionado con controles prenatales, micronutrientes y vacunación. Esto, como complemento a los planes específicos diseñados para la salud de la mujer, que contemplan aspectos como la salud sexual y reproductiva, planificación familiar y tomas de citologías y mamografías.

Este trabajo se completó con la creación de los Planes de Atención Complementaria (PAC) que, bajo la bandera de un programa exclusivo que amplía el PBS, ha logrado satisfacer de una mejor manera las necesidades de sus afiliados.

La Atención Complementaria

El portafolio de Planes de Atención Complementaria (PAC) de Famisanar está compuesto por cuatro planes: Élite, que sin pagos moderadores ofrece acceso directo a especialistas, atención preferente y libre elección en instituciones de gran reconocimiento, habitación individual y cama de acompañante para menores de 15 años y cobertura a nivel nacional, entre otros; plan Preferencial, donde además de consultas médicas domiciliarias y orientación telefónica 24 horas se ofrece atención y urgencias odontológicas en centros especializados, así como servicios de odontopediatría; y el plan Famimamás, que entre otros servicios ofrece el acceso a terapias físicas y respiratorias en casa sin tener en cuenta las preexistencias ni exigir un examen físico de ingreso al momento de la afiliación.

Además, con el propósito de mantener y mejorar sus procesos hacia resultados más eficaces, eficientes, seguros y accesibles, la EPS desarrolló su propio Sistema de Gestión de Calidad (SGC), que permite una administración efectiva de los riesgos y un mejoramiento en las relaciones con los aliados estratégicos.

El SGC incorpora, entre otros criterios, la gestión de calidad, tomando como referente los estándares de acreditación; el Sistema de Administración de Riesgos, que toma la Resolución 1740 como modelo de gestión; la gestión por procesos, donde se adoptó la metodología Bpmn para la caracterización y documentación de los procesos; planeación estratégica, que fomenta el direccionamiento estratégico de la compañía, y el sistema de medición, de donde nace el Tablero de Mando de la compañía, que da seguimiento al cumplimientos de todos los objetivos estratégicos trazados.

Gracias al desarrollo de esos programas y la prestación de servicios de primer nivel en materia de calidad y atención hoy, tras 25 años de su creación, Famisanar tiene más de 2,4 millones de afiliados, de los cuales 2,06 millones hacen parte del régimen contributivo y 396.725 están vinculados a través del régimen subsidiado.

El desafío ante la pandemia

Este volumen de usuarios, de cara a la pandemia del covid-19 que llegó al país a principios de marzo, ha impuesto un gran reto para la prestación correcta y oportuna de los servicios, por lo que la entidad implementó un estrategia que le ha permitido atender a más de 60.000 usuarios y prestado el servicio de atención ambulatoria especializada para la población de alto riesgo, como niños, adultos mayores, madres gestantes y enfermos crónicos.

Esta está enfocada en campañas de información para la prevención y protección contra el virus, a través de canales como el teleseguimiento y la teleorientación, así como en la creación de líneas de atención exclusivas para resolver las dudas que se pueden presentar sobre el covid-19. Su rápida capacidad de respuesta y adaptación a la emergencia sanitaria, además, incluyó acciones como la asignación de horarios especiales para poblaciones específicas, el robustecimiento de la red de atención domiciliaria y la optimización de los canales virtuales.

De hecho la entidad, que establece aproximadamente 6,3 millones de contactos con sus afiliados anualmente, cuenta con 51 puntos de atención, de los cuales 42 son oficinas y nueve son puntos de atención dentro una IPS. En estos, prestan servicios como trámites de autorizaciones, transcripción de incapacidades, servicios comerciales y orientación general.

En estos puntos de atención y experiencia del usuario tienen lugar 51,9% de los contactos entre la EPS y sus usuarios, mientras que 39% se da a través del call-center y 8% por medio de los canales virtuales.

Sin embargo, seguramente el fortalecimiento de los canales virtuales de la empresa por cuenta de la pandemia modificará esos porcentajes.
Esto, pues una de las grandes apuestas de la entidad, en medio de las lecciones que ha dejado la emergencia es la evolución hacia lo digital para ofrecer a los usuarios mayor agilidad y respuestas personalizadas, adaptadas a sus necesidades. Con estas, brindan distintas posibilidades sin sacrificar el factor de atención humana que ha caracterizado a la empresa en los últimos 25 años.

Famisanar también fortaleció su talento humano para atender a los afectados por la pandemia, pues contrató más prestadores de servicios a nivel nacional, incluyendo laboratorios para el procesamiento de pruebas de covid-19, reforzó los protocolos para el manejo de pacientes positivos, tanto en IPS como en la modalidad de atención domiciliaria y estableció alianzas con varias cajas de compensación para la entrega domiciliaria de medicamentos para la población más vulnerable.

En línea con su interés por garantizar la vida de todos los ciudadanos, la entidad suscribió una alianza de la que participan la Alcaldía de Bogotá, la Secretaría de Salud Distrital y cinco EPS, (Famisanar, Compensar, Nueva EPS, Sanitas y Salud Total), para hacer pruebas de covid-19 masivamente a usuarios y empleados de las entidades en la ciudad.

En suma, esta pandemia ha obligado a Famisanar a reaccionar de forma eficiente y oportuna para atender las necesidades de sus usuarios y garantizar su bienestar, lo que fue posible gracias a 25 años de trayectoria y un fuerte compromiso con la salud de los colombianos. Esta experiencia, junto con la confianza de los afiliados y un talento humano de altísimas cualidades profesionales y personales, han permitido que la EPS siga creciendo como organización.

Bono para el personal de salud

El ministro de Salud, Fernando Ruiz, dio a conocer la resolución 1172 del 17 de julio, mediante la cual se establecen las condiciones para las bonificaciones de los colaboradores del Sistema de Salud, que son quienes están en la primera línea de atención de casos sospechosos y confirmados de covid-19. De acuerdo con el ministro, serán en total $450.000 millones que se irán asignando para este fin a medida que las ciudades vayan llegando al pico de la pandemia.

El titular de la cartera explicó que se espera que, a partir de esta semana quede habilitada esta medida con la Administradora de los Recursos del Sistema General de Seguridad Social en Salud (Adres) a través de un aplicativo tecnológico.

Tomado de La República