Cajas de Compensación, aliados ideales para la salud


Es difícil imaginar la salud en Colombia sin el trabajo de las Cajas de Compensación. Por distintos motivos, estas se han vuelto un indispensable para gozar al menos con la tranquilidad de contar con un buen seguro médico. De acuerdo con Asocajas, la tercera parte de los afiliados al Sistema General de Salud del país están en las Cajas de Compensación Familiar, es decir, 14,1 millones de personas que, según el Sistema Integrado de Información de la Protección Social (SISPRO), pertenecen en un 37% al Régimen Contributivo (8,3 millones) y en un 26% (5,8 millones) al Régimen Subsidiado. Sin contar con el 73 por ciento de ellas, que están en el plan complementario de salud.

Estas cifras no solo hablan de cómo están los afiliados colombianos, sino la preferencia a la calidad de los servicios de salud que ofrecen las Cajas de Compensación. Estas son algunas razones que han hecho de las Cajas unos aliados indispensables para la salud y aún más desde que comenzó la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.

 

La salud como prevención

Si algo ha demostrado la pandemia ocasionada por el coronavirus es que la salud es un punto trascendental en la vida de cualquier ser humano y de la sociedad. Y esa importancia, en parte, es porque la salud, vista desde el punto de vista de la prevención, se ha convertido en un factor a considerar.

Y es que desde el nacimiento las vacunas se convierten en un requisito para gozar de una buena salud; pero no solo en edades tempranas, pues cuanto más se fomente la cultura de estar vacunado, solo por prevención, se pueden disminuir enfermedades tan sencillas como una gripa. Es ahí donde las Cajas de Compensación son indispensables, al fomentar esa cultura de prevención y no solo de vacunas, sino de exámenes que terminen detectando enfermedades en edades tempranas.

 

Cultura de salud

El aumento del número de afiliados en las Cajas de Compensación ha hecho que, de alguna forma, exista o por lo menos haya aumentado la cultura de salud en el país. Que los colombianos sientan y entiendan la importancia de tener un buen plan de salud les ha exigido a las Cajas de Compensación invertir en los servicios que ofrecen, incluso hay varias Cajas que ya cuentan con centros médicos de alta tecnología con capacidad de atender la mayoría de urgencias médicas.

Según cifras de Asocajas, en este momento, el total de colombianos beneficiarios de las Cajas es de 19.5 millones de personas, 7,94% menos que en 2019. Aunque el último tramo de 2020 existió una caída: al cierre del tercer trimestre de 2019 había 9,7 millones de trabajadores afiliados a las Cajas, que bajaron a 9 en 2020.

Mayor acceso

Es sabido que la salud en el país resulta muy costosa, mas si es prepagada o mediante algún plan complementario. Es por eso que la labor de las Cajas de Compensación resulta una solución, pues democratizan el acceso a una salud de mayor calidad.

De acuerdo con cifras de la Asociación Nacional de Cajas de Compensación Familiar, Asocajas, 9.720.079 trabajadores estaban afiliados a este tipo de entidades en 2020, una cifra que ha beneficiado a 11.467.115 familiares de manera adicional.

Ese último dato resulta importante, teniendo en cuenta que gran parte de quienes gozan de esos servicios de salud terminan siendo niños y adultos mayores, de tal forma que exista un mayor acceso por parte de estos dos grupos poblacionales.

 

Control al afiliado

Las Cajas de Compensación se han convertido en agentes fundamentales no solo para garantizar la afiliación de muchos colombianos, sino para darles atención en salud. Pero ese mismo crecimiento ha hecho que exista un mayor control de quienes están afiliados y el tipo de salud que reciben.

A la fecha, Famisanar tiene la infraestructura para atender al grupo familiar completo, en todos sus ciclos vitales, y en grados de atención desde básico hasta alta complejidad. Para lograrlo, en los últimos tres años, la entidad ha invertido cerca de $100.000 millones en infraestructura, dotación y equipos médicos.

Esas inversiones son las que, en parte, han marcado la diferencia y han hecho que hoy las Cajas sean aliadas tan importantes para el Sistema de Salud y que exista un beneficio real para los usuarios.

 

Buen referente

Aún en medio de las dificultades propias que en los últimos años ha podido tener el sector salud, estas entidades son consideradas un referente positivo dentro del Sistema, tanto por usuarios como por entidades de control, organismos gubernamentales, clínicas y hospitales. Solo en Bogotá, Compensar EPS brinda servicios de salud a más de 1.420.000 afiliados al Plan de Beneficios (antes POS) y cerca de 240.000 al Plan complementario, siendo una de las Cajas de Compensación con mayor número de usuarios en la capital del país.

Tan importante ha sido que el exministro de Salud Alejandro Gaviria, en 2014 afirmó que era “difícil imaginarse los próximos 10 años del Sistema sin la participación de las Cajas”. Y es que las Cajas son uno de los protagonistas no solo para garantizar la afiliación de muchos colombianos, sino para llevar un control.

 

Información tomada de El Espectador, publicación impresa 17 de enero de 2021

Se el primero en escribir un comentario

Tu respuesta