Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Publicado 4 de agosto de 2022

Sumar para construir

Por: Adriana Guillén Arango, Presidente Ejecutiva, Asocajas

La incertidumbre es una sensación que nos puede llevar a tomar decisiones equivocadas. No obstante, la ausencia de certezas, el conocimiento limitado y la falta de control sobre el resultado también nos puede situar en un mundo lleno de posibilidades, en el cual como observadores podemos ser cocreadores de la realidad. Así lo afirma la teoría de la incertidumbre impulsada por Heisenberg, quien señaló que si: “…dejamos a un lado la física clásica (ahí donde todo estaba bajo control en un laboratorio) para de pronto, dar paso a esa física cuántica, donde el observador es creador y visor a la vez… el ser humano de pronto actúa sobre su contexto y es capaz de promover nuevas y fascinantes posibilidades”.

 

Es por ello que, ante el panorama político actual, cuyos contornos aún no están profusamente definidos en una hoja de ruta, es nuestro deber activar todas nuestras capacidades y saberes. De esta forma, vamos a proveer con suficiencia propuestas y acciones dirigidas, precisamente, a co-crear aquello que nuestros afiliados necesitan, para reducir las brechas que persisten y que debemos ayudar a cerrar, de manera que más adelante podamos emparejarnos con la agenda del nuevo Gobierno, la cual sin duda deberá responder a esos electores que depositaron en ellos su confianza

y sus esperanzas.

 

Construir un mejor país debe ser la metáfora, aún en escenarios de profunda división como los que en la actualidad se dibujan. Todos tenemos la responsabilidad y oportunidad inigualable para que, sin sesgos o miedos, lleguemos a acuerdos. Este es el camino para superar lo que el escritor Mauricio García explica en su ensayo El país de las emociones tristes como la imposibilidad para discutir ideas, reconocer al otro y evitar viejos odios y furias permanentes. Un buen acuerdo no apela a la indignación o se cimenta en el apego ciego a nuestras ideas únicas e incontrovertibles. El acuerdo eficiente se despoja de egos y pone su mirada en el resultado. Lo demás es arandela. El fin perseguido es un mejor país y en esa tarea cada quien debe cumplir con honradez y mística su propio rol.

 

Desde las Cajas de Compensación seremos fieles aliados de las políticas públicas y planes de gobierno que busquen cerrar brechas sociales, impulsar a la clase media y reducir los niveles de inequidad. De igual manera nos apartaremos de manera crítica de aquellas propuestas que mermen derechos y generen pobreza. Esa es la naturaleza de nuestro Sistema y enello se funda la experiencia que tenemos después de 69 años de trabajo durante los cuales hemos llevado bienestar a millones de personas, a partir de acuerdos labrados con visión de resultado entre empresarios, trabajadores y Gobierno.

Nuestros programas, servicios y subsidios van en línea con aquello que propone el nuevo Gobierno: familia, cuidado, niñez, envejecimiento, educación, empleo, promoción y prevención de la salud, inclusión, vivienda para todos. Por todo ello podemos llegar a ser aliados naturales para responder de manera rápida y asertiva a las demandas de nuestros ciudadanos en las diferentes regiones.

 

Nuestra curva de aprendizaje por siete décadas ayudaría a acelerar la implementación de varias de las nuevas iniciativas en los territorios, pues ya contamos con programas y modelos pertinentes. La confianza entre el sector público y privado es la única que nos permitirá crear la consciencia colectiva de trabajo que necesitamos para lograr cambios estructurales. Esa confianza también nos la brinda la fortaleza institucional del país. No podemos trasladar al Estado la responsabilidad de ser el único líder de la transformación.

 

Sumar para construir puede ser un lema para que cada sector active sus capacidades. No es retorica aquello de que sí le va bien a uno, le debe ir bien a todos. Esa debe ser la consigna final. El futuro depende de nuestras propias acciones; de tener claridad sobre el camino a recorrer; de asumir un rol participativo; y de confiar en que unidos fortaleceremos aún más las instituciones que son las que gestarán los cambios sociales urgentes y necesarios.

 

i Universidad industrial de Santander escuela de física Facultad de Ciencias Formación para la Investigación Jhair Fernando Claro Candela Código: 2192260. Principio de Incertidumbre. El Principio de Incertidumbre, descubierto por Werner Heisenberg y por el cual recibió el Nóbel de física en 1932. Gracias a Heisenberg, dejamos a un lado la física clásica donde todo estaba bajo control en un laboratorio para de pronto, dar paso a esa física cuántica donde el observador es creador y visor a la vez. Es decir, el ser humano de pronto actúas obre su contexto y es capaz de promover nuevas y fascinantes posibilidades

Otros Artículos

El espíritu del Caribe

Consentir el cuerpo a través de los sonidos y sus frecuencias

Por una mejor calidad de vida de nuestros niños, niñas y adolescentes

Otras Noticias

“Colsubsidio tiene más de $600.000 millones para impulsar el fondo de vivienda VIS”

En el Valle del Cauca, las mujeres siguen ampliando sus espacios laborales

Tengo un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *