Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Publicado 2 de diciembre de 2021

¿Qué será de los próximos 4 años del país?

El próximo 7 de agosto el país recibirá a un nuevo jefe de Estado, y con su posesión aumentan las esperanzas de millones de ciudadanos por lograr mejores condiciones de vida en diferentes ámbitos como la salud, educación, empleo y seguridad, entre otros. Pero, ¿en qué estado recibirá el país nuestro nuevo presidente? ¿A qué panorama se enfrentará en diferentes sectores? Para dar respuesta a estas preguntas, desde Caja de Resonancia conversamos con Álvaro Forero Tascon y Pedro Viveros Tarquino, dos reconocidos analistas políticos, quienes nos contaron cuáles son los retos que enfrentará el presidente de la República de Colombia 2022 – 2026.

En primera medida, el Gobierno actual para Álvaro Forero deja una sensación de incertidumbre. Primero, porque hay muchos factores nuevos como la pandemia y la protesta social que no se sabe a dónde van a terminar y segundo, porque no se planteó un proyecto político claro que el país entendiera de hacia dónde quería llevar las cosas y las sociedades necesitan tener claridad sobre cuál es el mecanismo de progreso. “Después de la constitución del 91 hubo una especie de consenso sobre ese mecanismo que era el reformismo democrático. Luego de la crisis de cambio de siglo Álvaro Uribe planteó que el mecanismo era la autoridad. Con Juan Manuel Santos y la reforma del proceso de paz, volvieron las reformas como mecanismo. El Gobierno del presidente Iván Duque frenó el reformismo, pero no lo reemplazó por ningún otro vehículo, ni de autoridad, de principios de siglo, o uno nuevo.” Aseguró Forero.

Por otro lado, Pedro Viveros asegura que con las protestas sociales nos dimos cuenta de que las personas no están pensando en que las soluciones de los problemas tienen que darse a largo plazo, quieren participar de las decisiones, quieren que los consulten, quieren tener la posibilidad de votar, que los tengan en cuenta antes, durante y después, pero, sobre todo, ver resultados rápidos de sus problemas. Estamos en un escenario en donde los ciudadanos no quieren que les prometan cosas que no van a cumplir, sino cosas viables.

¿Cuáles son los desafíos del próximo Gobierno Nacional?

Exportaciones

Para el analista Pedro Viveros, la economía naranja se movió de manera insipiente. En el proceso de paz se recuperaron zonas del país a las que antes no se podían acceder, por eso nos encontramos con un turismo temático que moviliza riqueza real y a la industria del cine. Colombia es un paraíso y tiene muchas locaciones en donde se graban películas y series de las que no tenemos conocimiento sino al momento de verlas en las plataformas de streaming.

El país cuenta con incentivos inventados por el Gobierno actual en donde las producciones pueden grabar exentas de ciertos impuestos y el país además les regresa parte de la inversión con tal de que realicen la producción aquí y que enseñen en las locaciones cómo se hace una película o serie, cómo se escribe un libreto, etc. Esto es novedoso y si se logra entender que hay herramientas que las personas consumen diferentes a la materia prima como el petróleo y café para poder tener ingresos, estaremos en otro escenario económico.

Educación

Es fundamental volver a Colombia un país bilingüe. “No entiendo cómo tenemos una frontera con Brasil, pero aquí nadie habla portugués. Si tomamos el ejemplo de otros países como Bélgica, nos damos cuenta de que todos hablan alemán y francés porque tienen fronteras con estas naciones; en España, quienes están cerca de la frontera con Francia hablan el idioma. Aquí no contamos con una política educativa ni siquiera en la frontera, y por supuesto el inglés debe ser primordial porque es el idioma universal.” Afirma Viveros. Por esto, su visión es que el próximo Gobierno haga un esfuerzo grande en enseñar dos idiomas, porque esto facilita la creación de negocios y el ingreso a otros mercados. Si una persona estrato 1 y 2 habla otro idioma y es joven, con seguridad tiene una alternativa de vida y un mejor ingreso en Colombia.

Política exterior y seguridad

Pedro Viveros precisa que en Colombia tenemos varios problemas, el primero de ellos es Venezuela, este un problema real que va a tener que enfrentar el próximo Gobierno, sobre todo para resolver la situación de los ciudadanos que han migrado hacia nuestro país. Se pueden tener discusiones estatales, pero los consulados deberían seguir abiertos. Además, tampoco tenemos una política de fronteras seria.

Por otro lado, está el problema del narcotráfico, y mientras el mundo no nos ayude a resolverlo, vamos a tener una sociedad con muchas necesidades y a unos personajes en un negocio ilegal que es lucrativo. Todo eso lo tenemos que meter en una bolsa y ver qué está ocasionando en materia de seguridad, porque mientras esos elementos no estén resueltos, seguirán apareciendo estos problemas.

Grado de inversión

Primero, se hizo la reforma tributaria y sin duda hay que manejar mejor las finanzas, todos tenemos que saber que los costos de la pandemia los debemos asumir todos o sino no hubiéramos sobrevivido. Pero el próximo Gobierno debe hacer un llamado a las calificadoras de riesgo de antes de ese oficio, no para eliminarlas, porque son vitales, son esenciales, sino para hacerles entender que el Covid-19 no se lo inventó el presidente, sino que es un problema mundial. También se debe hacer un llamado a los organismos multilaterales económicos de la banca para tratar de ayudar no solamente prestando la plata, sino inventándose fórmulas para cómo debe ser pagadas, para que al final eso tampoco afecten las calificaciones.

Reactivación económica

De todas las crisis tenemos que aprender algo. Esta pandemia hizo que El Estado tuviera que redirigir las inversiones para que quienes se contagiaran por Covid-19 tuvieran la posibilidad de llegar a una UCI y no morirse. “Vivíamos con el tema de que no se podía teletrabajar porque el país no tenía penetración en internet y lo que ocurrió con la pandemia fue que aceleró un proceso que había estado detenido mucho tiempo. El día sin IVA hace dos años hubiera sido otra cosa, solo hubiera sido aprovechado por aquellos que tenían acceso a internet, pero hoy más personas tienen conexión” puntualiza Viveros.

Esto además representa para la educación algo impresionante y es que las personas tienen la posibilidad de ser profesionales y pueden acceder a educación de primer nivel, tecnológico o de educación superior, con una inversión menor. Todo esto redunda en beneficio de la economía si tienes personas con salud, mejor preparada y más comunicadas. Por tanto, hay que buscar la forma de que los instrumentos que produjo la crisis favorezcan a que haya una mejor economía con costos menores.

Para el analista Álvaro Forero, el próximo Gobierno tiene retos evidentes en materia de Covid-19 y demás, pero uno de los desafíos más puntuales es la gobernabilidad. Esta administración tuvo problemas de gobernabilidad durante la primera mitad del mandato y en la segunda la logró básicamente volviendo al esquema de la mermelada. Ese modelo está desgastado, porque es la punta del iceberg de lo que la sociedad más rechaza: la corrupción, por esto, un reto grande es crear una forma de gobernabilidad más legítima.

Además, él considera que se debe plantear una agenda reformista. Durante los últimos 20 años la sociedad colombiana ha tenido transformaciones muy profundas en lo social y lo económico. Salieron millones de personas de la pobreza, ahora con la pandemia han regresado otros millones y es fácil percibir que la sociedad de hoy es muy distinta. Sin embargo, las instituciones no han cambiado, llevamos décadas con una visión de lo que se necesita es un caudillo que soluciona las cosas y no hacer reformas, mucho descontento social se da por falta de esas reformas. La sociedad ve que hay que hacer formas en la justicia, en las pensiones, la salud. El sistema político está bloqueado, no se hacen reformas ni pequeñas ni grandes, entonces es una gobernabilidad solamente para pasar por el congreso proyectos básicos, pero no iniciativas que generen verdadero respaldo popular. Por tanto, el gran reto del próximo Gobierno es una agenda reformista vigorosa para tratar de actualizar las instituciones a la nueva realidad que ha generado los cambios profundos de la sociedad en los últimos 20 años.

Quien sea elegido como nuevo presidente de los colombianos tendrá que resolver estos y otros temas claves para el país, así que estaremos atentos y con la lupa puesta en los programas de Gobierno que definirán la forma como se afronte cada uno de ellos.

Otros Artículos

El espíritu del Caribe

Consentir el cuerpo a través de los sonidos y sus frecuencias

Por una mejor calidad de vida de nuestros niños, niñas y adolescentes

Otras Noticias

“Es necesario fortalecer y mantener todas las vías de atención para impulsar la calidad educativa”

791 mil empresas y empleadores aportaron  recursos por 11.4 billones al Sistema de Compensación Familiar para 21.3 millones de afiliados y beneficiarios

Tengo un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *