Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Publicado 4 de agosto de 2022

La salud – Un derecho por el bienestar de los colombianos

Expertos del sector hicieron un llamado a construir sobre lo construido al considerar que se han logrado grandes avances, como una cobertura del 98% de la población entre el Régimen Contributivo y el Régimen Subsidiado.

Acabada la contienda electoral en la que se creó una expectativa sobre el futuro del Sistema de Salud en Colombia ante la necesidad de cambios para fortalecerlo, el llamado de los expertos del sector fue reiterativo: “hay que construir sobre lo construido”. La razón es simple: tenemos un Sistema que logra el aseguramiento de prácticamente todos los residentes del país y debe continuar en la senda de afianzar el enfoque de la promoción y prevención, una inversión de largo plazo y corregir las fallas de calidad en la cadena de atención.

Hoy cualquier persona, niño, niña o adulto mayor debe ser atendido en un hospital o clínica del país ante cualquier emergencia que se presente. El reto sigue siendo que se garantice la oportunidad y continuidad de la atención del paciente con la más alta calidad aplicando en todo caso criterios de pertinencia que implica, el uso racional de los servicios y tecnologías que garantiza el sistema. Es lo que los expertos denominan la integralidad del Sistema, en la que se deben proteger y conservar sus bondades.

Andrés Vecino, investigador en Sistemas de Salud del Johns Hopkins Bloomberg School of Public Health, explicó en un reciente artículo en El Espectador que los cambios para el Sistema de Salud se deben hacer desde lo que tenemos, porque no hay que cambiarlo

todo a través de una reforma en el nuevo Congreso o empezar desde ceros.

“Debemos mantener un Sistema de Salud que nos proteja financieramente y que ofrezca la alta cobertura que tenemos, pero que también mejore su calidad, resiliencia, capacidad de respuesta y sostenibilidad”, escribe Vecino.

De las propuestas de reforma del Sistema de Salud se destaca la necesidad de enfilar baterías a desarrollar el enfoque de la atención primaria como estrategia de la gestión de los riesgos en salud de la población, y armonizar desde el Gobierno, los demás sectores responsables de gestionar los determinantes sociales de la salud focalizando las regiones del país que muestran mayores desigualdades.

Los cambios estructurales del sector salud, que si bien son necesarios, no deben ir en detrimento de los actores e instituciones que hacen parte del Sistema. La liquidación de algunas Entidades Promotoras de Salud (EPS) sirvieron para depurar una mala prestación del servicio. Sin embargo, esta medida no resuelve los problemas de fondo, dentro de los que se destacan, la sostenibilidad financiera, la falta de planeación de los servicios de salud ofertados en el país y las competencias del talento humano que den respuesta a las necesidades en salud de las personas de forma oportuna y resolutiva.

Es innegable, que las EPS jugaron un rol determinante durante la pandemia. Sin estas, atender la pandemia, hubiese sido una catástrofe, pues fueron esenciales para el rastreo, seguimiento y atención de pacientes con Covid-19. Muchas vidas se salvaron por la coordinación, seguimiento y gestión de las EPS, millones de colombianos no habrían tenido la oportunidad de acceder a una sala de urgencias o servicios de mayor

complejidad.

El Sistema de Salud colombiano también ha demostrado su capacidad durante el proceso de inmunización contra el Covid-19. Según cifras de mayo de 2022, se habían aplicado más de 84 millones de dosis en el país.

Los planes complementarios de salud son otra de las fortalezas del Sistema. Algunas de las propuestas  para incrementar el acceso a medicina prepagada son promover primas niveladas en planes para menores costos durante la vejez y apalancar el aseguramiento

voluntario en jóvenes o personas que tienen mayor capacidad de pago para contribuir más con la financiación del esquema de Salud.

RETOS

Consolidar la cobertura universal

La cobertura universal, que actualmente ronda el 98% de la población colombiana, es un deber fortalecerla y es algo que tiene claro el gremio de la Salud, las EPS y las Instituciones Prestadoras de Salud (IPS).  El objetivo es continuar cerrando brechas. Un ejemplo de esta tarea ha sido el éxito de la implementación de la telemedicina, llegando en 2021 a realizar 195 millones de atenciones, siendo las tele orientaciones y las teleconsultas las de mayor porcentaje con más de 131 millones, lo que equivale al 67% y a 6.2 millones de consultas mensuales en promedio1.

Informe de Gestión de 2021 del Ministerio de Salud.

 Consolidar la promoción y prevención, el abordaje de los determinantes sociales una inversión en salud

Trabajar por un Sistema de Salud enfocado en la prevención de enfermedades y la integralidad de la atención serán claves para tener una población sana. En el marco de la política de atención integral en salud, el Sistema cuenta con experiencias exitosas y lecciones aprendidas de todos los actores Entidades Territoriales, EPS, IPS, que pueden contribuir en la construcción de propuestas para fortalecer la gestión de los riesgos en

salud a nivel individual y colectivo desde el ámbito de la salud pública. El reconocimiento de las capacidades adquiridas durante la evolución del sistema es una

palanca para impulsar iniciativas de fortalecimiento del sistema.

Muchos de los problemas asociados a la salud no corresponden al sector, como lo es el acceso a servicios básicos o enfermedades producidas por tabaco, alcohol, alimentos procesados o sustancias psicoactivas. Es inminente, alcanzar una verdadera integración de los sectores para resolver los determinantes sociales de la salud, que se materialice desde la planeación de los recursos, definición de las metas.

Promover la investigación, innovación y la aplicación de tecnología son parte de las necesidades más urgentes, así lo plantea el Plan Decenal 2022-2032.

Fortalecimiento sistema de información

Entre los primeros pasos se debe crear un sistema de información cruzada y una plataforma unificada de información de salud e implementar la historia clínica interoperable. Con un robusto sistema de información, las autoridades tendrán datos disponibles para crear políticas públicas que respondan a la realidad de la salud de los colombianos y evitar crear barreras de acceso en el que cada prestador y aseguradora guarde con confidencialidad los datos. “La gobernanza de la información debe ser del Sistema de Salud y no de cada aseguradora”, expone Vecino.

Transparencia, confianza y equidad

Andrés Vecino agrega que es necesario fortalecer el Sistema de Salud colombiano bajo tres pilares. El primero es transparencia, pues la sociedad debe entender y poder participar de las decisiones que satisfagan sus necesidades.

El segundo es un enfoque en la gente, en el que se reconozca que los pacientes primero son personas, para disminuir los índices de inseguridad, desconfianza e insatisfacción hacia el Sistema de Salud.

El tercero es la equidad. En un país con altos índices de inequidad es necesario aumentar las capacidades para la provisión de servicios, pues mientras en las ciudades capitales hay hospitales de alto nivel, en otras regiones del país la cobertura y calidad es deficiente. Entre los departamentos del país se observa asimetría en los indicadores de salud.

Focalizar recursos

Un estudio de 28 expertos de la Universidad Javeriana y Seguros SURA propuso más de 100 acciones para mejorar la calidad del Sistema de Salud colombiano. Van desde la financiación, administración y aseguramiento hasta mejoras en la prestación del servicio y la evaluación de riesgos laborales.

Entre las propuestas se encuentra la ampliación de las fuentes de financiación con más recursos fiscales. Asimismo, evitar que el 96% del dinero solo se gaste en recuperación de pacientes, pues es necesario fortalecer programas de promoción y prevención en salud. 

Enfoque regional e informalidad

Un punto clave es crear políticas de atención con enfoque regional, para atender las necesidades particulares de cada territorio y aumentar la capacidad de control, inspección, vigilancia y sanción de las entidades descentralizadas.

Uno de los focos a trabajar es la informalidad, pues es necesario proteger todas las formas de trabajo que existen en el país. La propuesta se encamina a crear diferentes tipos de cobertura a partir de la actividad laboral o capacidad de pago del trabajador. Según el estudio, esta propuesta crearía un Sistema de Subsidio en el que las personas paguen menos al trabajador que se expone al riesgo en periodos cortos de tiempo.

Otras propuestas

Entre el listado de propuestas adicionales está; crear un fondo de financiación para proyectos que atiendan necesidades específicas de los territorios y de la salud de las personas como el caso de las enfermedades huérfanas; fortalecer las capacidades y exigencia territoriales para la gestión de los recursos utilizados en la salud pública y dar mayor solvencia para los prestadores de servicios de salud; y estimular la presencia de especialistas médicos en las regiones para garantizar el acceso de la población rural.

El Sistema de Salud de Colombia debe seguir operando sobre lo construido y acelerar las propuestas de mejora para alcanzar mejores indicadores de salud con sostenibilidad financiera. No se trata de imponer nuevas cargas a trabajadores y empleadores, sino de ser rigurosos y cuidadosos con los cambios que permitan generar más equidad y fortalecer el Sistema.

Otros Artículos

El espíritu del Caribe

Consentir el cuerpo a través de los sonidos y sus frecuencias

Por una mejor calidad de vida de nuestros niños, niñas y adolescentes

Otras Noticias

“Colsubsidio tiene más de $600.000 millones para impulsar el fondo de vivienda VIS”

En el Valle del Cauca, las mujeres siguen ampliando sus espacios laborales

Tengo un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *