Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Publicado 21 de julio de 2021

La pasión por emprender y sus retos para no fracasar

Si hay una frase que pueda describir la decisión de una persona de emprender sería: lanzarse al agua. Una tarea que no es nada fácil y en la que sin duda se encuentran muchos obstáculos, como por ejemplo las barreras para la financiación solo por mencionar uno de los inconvenientes que se atraviesan para iniciar ese sueño de emprender. Sin embargo, quienes con esfuerzo y pasión logran llevar sus ideas o sueños a buen puerto pueden terminar, realmente, en el paraíso terrenal. Las transformaciones para innovar, aprender y emprender son un reto para que el país aborde la discusión y su visión de desarrollo a un nivel en el que la premisa preponderante sea romper la zona de confort y arriesgarse.

Por lo menos así lo ven tres jóvenes emprendedores quienes tuvieron la habilidad, personalidad y disciplina -contado por ellos- de creer que las cosas se logran de otra manera. Estas tres visiones fueron compartidas en el panel “El Tanque de los negocios y los sueños: Una apuesta de la educación” del primer Festival de Educación “Aprender, enseñar y hacer en tiempos de cambio” organizado de forma virtual por Asocajas en alianza con Santillana.

Julián Torres Gómez, CEO y fundador de FITPAL, confesó que, aunque era el ‘ñoño’ en sus clases de colegio, se dio cuenta que la vida no era solamente llegar primero, sino saber afrontar las adversidades. Según él, inició el viaje del emprendimiento tarde a sus 30 años. Pero convencido de su nuevo camino, tuvo la idea de crear una plataforma de bienestar para los trabajadores y las empresas. Incluso dice Torres que su historia podría servir para que la educación tradicional se adapte a las nuevas realidades y deseos de los jóvenes e insiste que una debilidad para los buenos estudiantes es que la educación poco los prepara para tolerar la frustración.

Y es que una buena analogía para describir el emprendimiento es con el deporte acuático de surf, una de las pasiones del CEO de FITPAL, debido a que para una buena práctica de esta actividad se requiere de un mar en movimiento, con olas y con fuerza. “Si se aplica eso mismo a la vida y sus problemas, tendremos un mejor manejo de las adversidades para que no sean vistas como frustraciones sino como oportunidades” anotó Torres, quien ha tenido en su historia de emprendedor nada más y nada menos que seis quiebras.

La alegría es tal vez una de las cualidades que debe acompañar a un emprendedor. Karen Carvajalino, cofundadora de The Bitz Nation, ha dejado ver a sus inversionistas y clientes esa pasión caribe y la apuesta de poder ofrecer habilidades para competir en un mercado laboral más interdisciplinar. Nacida en Cartagena, Carvajalino explica que el principal problema de la educación es que está diseñada en un 95% para el 5% de los estudiantes. Y muestra también la importancia de trabajar en equipo pues lideró su emprendimiento junto con sus dos hermanas como ‘un activismo por la educación’. Deja ver, además, que su fuerte es el pragmatismo y no comulga con la idea de un sistema tradicional de educación que base su oferta en la memoria juega, pues está convencida que esa apuesta relega otras habilidades como la creatividad.

Llegó el turno de pasar de las fortalezas de la ciudad amurallada de la capital de Bolívar al acelere de Bogotá con sus 2.600 metros más cerca de las estrellas. Hablamos ahora con Mateo Bolívar Sierra, nacido en la capital del país hace 20 años y fundador de E-Line. Su inspiración ha sido su madre, quien le enseñó a ser perseverante en sus proyectos, sin rendirse y forjando una capacidad de “aguante”. Este joven bogotano, quien ya logró que una empresa suiza invirtiera en uno de sus emprendimientos en el sector hotelero considera que “todo el mundo puede y tiene la capacidad de emprender” y agrega que el elemento principal para cualquier emprendimiento es la resiliencia.

A los elementos expuestos por los tres emprendedores se suma también la experiencia que, desde las más grandes empresas y el Gobierno nacional, se vienen adelantando para promover una cultura de emprendimiento en el país y que compartieron sus visiones en el marco del primer encuentro de Colombia Emprende. La apuesta de Ignacio Gaitán, presidente de INNPULSA, entidad que, desde el sector público lidera y gestiona el ecosistema de emprendimiento en el país, se consolida en apostar a ser una nación de emprendedores. “Un primer punto en esta transformación es el de la política pública, y esa es una labor nuestra para generar las condiciones y el marco en el que queremos que las cosas pasen. En 2020 logramos sacar adelante la Ley de emprendimiento en la que fijamos cinco ejes fundamentales” indicó Gaitán.

La Ley de emprendimiento a la que se refiere el presidente de INNPULSA fue la sancionada por el Gobierno el año pasado y en el que se busca propiciar el crecimiento, consolidación y sostenibilidad del emprendimiento, con el fin de aumentar el bienestar social y generar equidad en el país. Para esto, se ha venido impulsando la reducción de tarifas, cargas y trámites para los emprendedores, así como el incentivo a través de la financiación y la educación para que la cultura del emprendimiento sea apropiada por los jóvenes. Lo anterior tiene como finalidad la creación del denominado ecosistema del emprendimiento. Ignacio Gaitán también destacó el trabajo conjunto en la creación de un decreto con la Agencia Nacional de Contratación Colombia Compra Eficiente para dinamizar y facilitar el acceso por parte de los emprendedores en el modelo de menor cuantía.

Para Felipe Bayónpresidente de Ecopetrol un elemento que debe favorecer el emprendimiento es lo aprendido por todos en la pandemia derivada del coronavirus. “Necesitamos la capacidad de adaptación, de resiliencia. Ser flexibles en algunas cosas porque la vida, en especial en estos tiempos de pandemia, nos ha enseñado a ajustar y a cambiar muchas de las cosas que veníamos haciendo. Y ese elemento es clave a la hora de emprender”. Ecopetrol tuvo también que adaptarse en 2020 a la nueva condición que trajo la pandemia y en el que tuvo que sortear una caída en los precios de los combustibles del 70% y registrar una caída de ingresos y utilidades. Sin embargo, para el primer trimestre de 2021 la compañía petrolera reportó una reactivación en sus operaciones y un resultado de $3,1 billones en utilidades, lo que según el presidente Bayón, es un reflejo de la adaptación de la compañía.

Aquí vale la pena mencionar otros esfuerzos para fomentar la cultura del emprendimiento y a la apuesta que como país se está alistando para impulsar las oportunidades de los jóvenes. Juan David Castaño, vicepresidente de fortalecimiento empresarial de la Cámara de Comercio de Bogotá (CCB), afirmó que desde hace más de 15 años la entidad desarrolla acciones para ayudar a los empresarios, así como a creadores de nuevos negocios a tener un portafolio de productos y servicios más completo y sofisticado y a aumentar la velocidad en la ejecución de sus iniciativas de innovación, para ser pioneros en su sector. Según cifras de la CCB, 450 empresas de Bogotá han implementado sus sistemas de innovación con el acompañamiento de la CCB, ha certificado 172 en el sello de Buenas Prácticas de Innovación; ha acelerado cerca de 400 proyectos de innovación y emprendimiento. Lo anterior se suma a los más de 38 mil empresarios que han fortalecido sus habilidades en innovación.

Tener la capacidad de atraer la innovación a través de la convergencia y experiencias compartidas entre los países también debe ser una de las apuestas, más en una coyuntura que tiene desafíos muy relevantes para superar los efectos adversos de la pandemia y que se han reflejado en el descontento social que vive Colombia desde abril de 2021. “El país está atravesando momentos difíciles y requiere que lideremos, cada uno desde su espacio, con generosidad, con empatía, con mucha responsabilidad para así poder salir adelante. Soy un convencido que el país tiene muchas oportunidades y necesitamos trabajar entre todos” concluyó Felipe Bayón.

Finalmente, las experiencias de emprendimiento muestran que más allá de las dificultades y de los ánimos, los seres humanos estamos en la capacidad de ver una necesidad como una oportunidad para mejorar la vida, no solo desde el punto de vista económico, sino también desde la calidad de vida y la satisfacción de hacer con pasión y convertir un sueño en realidad.

Otros Artículos

El espíritu del Caribe

Consentir el cuerpo a través de los sonidos y sus frecuencias

Por una mejor calidad de vida de nuestros niños, niñas y adolescentes

Otras Noticias

Mes de las Madres: ¿Conoce este beneficio económico para alivianar gastos durante la gestación?

Comfamiliar Atlántico abre su nueva Sede Caribe con inversión de $55.000 millones

Tengo un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *