Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Publicado 2 de diciembre de 2021

El 2022: un año de elecciones y política

Por: Axis consultoría pública. Asuntos Legislativos y Gubernamentales

El 2022 es un año de renovación política en las ramas del poder ejecutivo y legislativo. El 13 de marzo de 2022 se realizarán las elecciones para escoger un nuevo Congreso de la República y el 29 de mayo de 2022 para elegir nuevo presidente y vicepresidente. Estas próximas votaciones darán inicio a cuatro años de nuevos escenarios de decisión política y configuraciones del poder colombiano. Ante la importancia que tendrán estas elecciones para el país, resulta fundamental hacer una revisión sobre el panorama que se avecina y las diferentes reglas de juego, disposiciones y metodologías que estas votaciones tendrán.

Elecciones legislativas

El Congreso de la República tiene una estructura bicameral, es decir que se compone por dos cámaras: Senado y Cámara de Representantes. Cada uno de estos órganos tiene la función de producir leyes mediante Proyectos de Ley, cambiar la constitución mediante Actos Legislativos y hacer control político a la administración y el Gobierno. Ahora bien, en cuanto a su composición para este año en el Senado serán elegidas 108 curules, las cuales se escogen a través de circunscripción nacional. Es decir, estos congresistas no se eligen por el territorio al que representan, sino por todo el país. Las curules a llenar en el Senado corresponden a 100 nacionales, dos (2) especiales para los indígenas, una (1) para el candidato a la Presidencia de la República que ocupe el segundo lugar de las elecciones y cinco (5) adicionales para las antiguas FARC, ahora partido político Comunes. La curul para el candidato presidencial con segunda mayor votación se instauró gracias al Estatuto de la Oposición, sancionado en 2018, y que brinda garantías mínimas para movilizarse políticamente en oposición al Gobierno Nacional. Por su lado, las cinco (5) curules para el partido Comunes existen gracias al Acuerdo de Paz del 2016, el cual dispuso que para las elecciones del 2018 y el 2022 este grupo desmovilizado tendría aseguradas 5 curules en Senado y 5 curules en Cámara debido a su inclusión a la vida civil y la necesidad de su voz en la política.

Por otra parte, para la Cámara de Representantes serán elegidas 188 curules a través de circunscripción territorial. Es decir, estos congresistas son elegidos por el departamento que quieren representar en el Congreso de la República. Lo anterior significa que para cada Departamento el tarjetón cambia. Para esta elección, cada departamento y el Distrito Capital de Bogotá conforman las circunscripciones territoriales. Específicamente, la Cámara de Representantes se compone por 161 curules por circunscripción territorial: dos (2) curules para cada circunscripción y una (1) más por cada 250.000 habitantes. Asimismo, este órgano tiene cinco (5) curules especiales: dos (2) para las comunidades afro, una (1) para las comunidades indígenas, una (1) para los colombianos en el exterior y una (1) para la comunidad raizal (la cual funcionará hasta el 2026 por falta de reglamentación). Finalmente, para 2022 la Cámara de Representantes tendrá 16 nuevas curules, las de paz. Estas fueron recientemente promulgadas por el Congreso de la República y sancionadas por la Presidencia y estarán por dos periodos legislativos, buscando así que sean elegidas víctimas de los territorios más afectados por el conflicto armado.

¿De qué trata el umbral?

Según el artículo 263 de la Constitución Política el umbral es el número mínimo de votos que por ley requiere conseguir un partido o movimiento político durante la jornada electoral para tener personería jurídica y lograr ocupar las curules en el Congreso. Así pues, los partidos o movimientos políticos que quieran llenar estas curules en el Congreso deberán superar el umbral de 3% de los votos totales en Senado o en Cámara. Esto con el fin de que se les reconozca personería jurídica y puedan ocupar sus puestos correspondientes.

¿Cómo se eligen los representantes para Cámara y Senado?

Para la elección de estas curules hay dos tipos de lista: cerrada y abierta. En la lista cerrada los ciudadanos votan únicamente por la lista completa de la organización política, la cual decide el orden de los integrantes a ocupar las curules en caso de superar el umbral y ganar determinados votos. Este tipo de lista busca que se vote principalmente por la ideología y el significado del movimiento o partido y no por caras específicas. Por otro lado, la lista abierta o voto preferente se caracteriza por la elección no solo de la organización política, sino también del candidato. En este sentido, en el voto preferente la lista del partido y las curules a ocupar se definen a partir de cuáles candidatos obtuvieron más votos sucesivamente.

 ¡Noticia de último minuto!

Finalmente, el nuevo Código Electoral aprobado por el Congreso de la República en la pasada legislatura y que se encuentra en revisión por la Corte Constitucional, en caso de ser prontamente sancionado, dispondrá que para estas elecciones legislativas las listas de los partidos políticos tengan paridad y sean conformadas 50% por mujeres y 50% por hombres.

 Elecciones presidenciales

Las elecciones presidenciales, por su lado, serán llevadas a cabo el 29 de mayo de 2022 y escogerán al presidente y vicepresidente del país para el periodo 2022-2026, sin posibilidad de reelección. La fórmula ganadora deberá obtener la mitad más uno de los votos para ganar en primera vuelta. De lo contrario, el 19 de junio de 2022 se llevará a cabo una segunda vuelta entre los dos candidatos con mayor votación, donde ganará quien obtenga la mayoría de los votos. En cuanto a las jornadas de votación, si en la primera vuelta de las elecciones presidenciales el voto en blanco resulta siendo mayoría (50% más uno de los votos), estas deberán repetirse por una única vez, pero con nuevos candidatos. Vale la pena recordar que el voto en blanco tiene como finalidad que los ciudadanos manifiesten su expresión política de disentimiento, abstención o inconformidad.

Con respecto a las candidaturas presidenciales es importante notar que hay precandidatos que no quieren participar mediante el aval de un partido o movimiento político. Por consiguiente, el mecanismo de recolección de firmas, según el artículo 9 de la Ley 130 de 1994, aparece como una buena opción para aquellos aspirantes. Para esto, el candidato correspondiente deberá reunir un número de firmas válidas equivalentes al menos al 20% de la división entre los ciudadanos aptos para votar y el número de curules a proveer. En pocas palabras, según la registraduría, el máximo de firmas para inscribir un candidato ascendería a 50.000. En caso de querer firmar una de estas listas para que su candidato tenga el aval de ser escogido, usted deberá llenar un formato específico con su nombre, su número de cédula y su firma. Por el contrario, si su candidato favorito hace parte de un partido o movimiento político con personería jurídica, éste podrá ser postulado sin ningún requisito adicional.

Teniendo en cuenta el abanico de precandidatos presidenciales que se conocen hasta el día de hoy, el Consejo Nacional Electoral fijó la realización de consultas populares, internas o interpartidistas de los partidos y movimientos políticos para el 13 de marzo de 2022, con el propósito de decantar el número de candidatos que llegarán a la primera vuelta y que, como se mencionó anteriormente, deberán obtener la mitad más uno de votos para ganar la presidencia o por el contrario se definirá en una segunda jornada de elecciones.

Jornadas de votación

Frente a las jornadas de votación del próximo año también se esperan nuevos cambios. En primer lugar, si efectivamente el Código Electoral es sancionado prontamente, este ampliará el horario de votación una hora. Es decir, la jornada para las elecciones del 2022 sería de 8 de la mañana a 5 de la tarde y no 4 de la tarde como ha sido históricamente. En segundo lugar, las próximas elecciones, al ser las primeras en medio del COVID-19, también se verán obligadas a incluir todas las medidas de bioseguridad necesarias: puestos de desinfección y lavado de manos, uso propio de esfero y tapabocas y demás.

Efectivamente el año 2022 tendrá múltiples cambios, mucha actividad política y sin duda mucha zozobra e inquietud. Después de cuatro años difíciles, en medio de una pandemia y con el crecimiento de múltiples problemáticas, el gobierno Duque finaliza y Colombia deberá decidir el camino político que quiere seguir por los próximos años.

Otros Artículos

El espíritu del Caribe

Consentir el cuerpo a través de los sonidos y sus frecuencias

Por una mejor calidad de vida de nuestros niños, niñas y adolescentes

Otras Noticias

“Es necesario fortalecer y mantener todas las vías de atención para impulsar la calidad educativa”

791 mil empresas y empleadores aportaron  recursos por 11.4 billones al Sistema de Compensación Familiar para 21.3 millones de afiliados y beneficiarios

Tengo un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *