Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Proteger el sistema de Cajas de Compensación es garantizar el funcionamiento empresarial y la generación de empleo: Presidente Duque

Categorías
Bogotá D.C., octubre 08 de 2020 – Durante la instalación del Foro “Creamos Valor” realizado por Asocajas con el propósito de analizar la importancia de la Protección Social para afrontar crisis social y económica, se evidenció que las prestaciones sociales contribuyen a mitigar la vulnerabilidad de los hogares ante las caídas drásticas de sus ingresos, por lo que proteger el Sistema actual es una prioridad para garantizar el bienestar de los colombianos.
  • El Sistema cuenta con 8.8 millones de afiliados y beneficia a 20 millones de colombianos, de los cuales el 73.3 % tienen ingresos inferiores a dos salarios mínimos.
  • Para disminuir la informalidad se requiere apostarle a la productividad laboral, a la inserción tecnológica, a la educación e Innovación.
  • El modelo laboral requiere cambios de fondo que sean concertados por diferentes actores para lograr la suficiente legitimidad para adoptarse y mantenerse.

 

Durante la instalación del Foro, el presidente de la República, Iván Duque Márquez, exaltó que el Sistema de Cajas de Compensación ha mostrado este año su tenacidad, motivación y razón de existir, destacando sus importantes aportes en materia de salud, vivienda, empleo y bienestar de los colombianos. El mandatario reafirmó su compromiso con el Sistema, “este gobierno jamás va a debilitar el Sistema, sino que lo fortalecerá, promoverá y contribuirá a su transformación, porque es un valioso instrumento de solidaridad y de fraternidad”.

Así mismo, resaltó que la mejor estrategia para generar empleos es proteger las empresas y por eso, continuarán impulsando las medidas que han aportado alivios y respaldo a los empresarios del país.

Aseguró, además, que los beneficios de las Cajas de Compensación son tan importantes para los colombianos, que este Gobierno tiene como propósito ampliar su alcance a quienes han cumplido con su etapa laboral para seguirles generando bienestar a través de los servicios de las Cajas durante su vejez.

Por su parte, Adriana Guillén Arango, presidente ejecutiva de Asocajas, hizo un reconocimiento al importante paquete de medidas adoptadas por el Gobierno Nacional en la actual coyuntura, las cuales han garantizado una protección a las empresas y a los trabajadores.

Resaltó que las prestaciones sociales contribuyen a mitigar la vulnerabilidad de los hogares ante las caídas drásticas de sus ingresos. Actúan como estabilizadores automáticos para retener el consumo de los hogares y aliviar las caídas de la demanda agregada. Y en la actual pandemia, el Sistema de Protección Social colombiano probó su incuestionable valor en materia de salud, pensiones, cesantías, riesgos profesionales y asignaciones familiares. “Los sistemas de protección social si funcionan y es urgente invertir en ellos e inclinar la balanza a favor de soluciones que no atenten contra su estabilidad, afirmó Guillén.

Disminuir la informalidad, una apuesta por la productividad
Combatir la informalidad es una de las prioridades para los diferentes actores del gobierno, gremios y empresarios. Se ha logrado demostrar que lo que realmente determina la informalidad no son estos sobrecostos al salario, sino la distancia que existe entre el costo del trabajo y la productividad, que en Colombia es preocupantemente baja.

Para analizar este reto, se contó con la participación del ministro de Trabajo, Ángel Custodio Cabrera, y la presidenta del Consejo Gremial Nacional, Sandra Forero Ramírez, quienes dialogaron sobre la importancia de mejorar las condiciones laborales, fortalecer la formación y proteger el tejido empresarial, para lograr avanzar en materia de formalidad laboral.

El ministro afirmó que con el propósito de cerrar las brechas de empleo se ha empezado a trabajar en instrumentos como el Sistema Nacional de Cualificaciones, que permitirían generar un vínculo más eficiente entre la red de agencias de empleo, las necesidades de formación y los requerimientos de puestos de trabajo.

Mencionó que la población económicamente activa en Colombia son 20 millones, de los cuales solo 9.2 millones son formales. Por eso se creó el Piso de Protección Social, con el propósito de brindar protección a los trabajadores informales durante su vejez. Este programa beneficiará a trabajadores que tengan ingresos por debajo de un salario mínimo, que están en la total informalidad, pero que tengan un empleador. Se empezará a implementar en 2021.

Resaltó que en medio de la actual coyuntura la prioridad ha sido proteger el empleo e impulsar su recuperación, razón por la cual el gobierno continuará con los incentivos y ayudas a las empresas y a los trabajadores. Anunció que “el subsidio a las incapacidades está casi listo porque queremos proteger a los trabajadores que se ven afectados por el COVID. A través de este subsidio el Gobierno financiaría de 7 a 10 días por medio de las ARL”.

Además, comentó que en el Congreso se presentó un Proyecto de Ley para regular el trabajo en casa, que se incrementó con la pandemia y se proyecta que se mantenga a largo plazo. Con este proyecto se fijan las reglas para el respeto de los derechos laborales, la desconexión laboral, el subsidio a la conectividad, las nuevas funciones de las ARL y la concertación de elementos de trabajo.

Por su parte, la presidenta del Consejo Gremial Nacional, Sandra Forero Ramírez, resaltó que “para avanzar en la formalización del empleo se debe fortalecer la formación de los trabajadores y generar más empleos de calidad, en donde las Cajas de Compensación juegan un importante papel, pues los beneficios y garantías que ofrecen son sin duda un mecanismo para impulsar a la formalidad”.

La dirigente gremial mencionó que “la modernización del sistema laboral es necesaria, hay avances importantes, pero deben tomarse medidas integrales para que haya un cambio real”.
En este frente, desde Asocajas se plantearon tres frentes de trabajo para afrontar la informalidad: productividad laboral, inserción tecnológica y educación e innovación.

“Hoy más de la mitad de nuestros ocupados no son asalariados y ninguna fórmula conocida tiene la capacidad de revertir en el corto o mediano plazo esa realidad. Es momento de encontrar soluciones flexibles desde el sistema educativo, laboral y fiscal con el fin de mover la protección social fuera de esquemas tradicionales. Para lograr este objetivo es necesario disrupción y conversación. Disrupción porque nuestro modelo laboral es obsoleto y Conversación porque solo si las medidas son concertadas tendrán suficiente legitimidad para adoptarse y mantenerse” afirmó Adriana Guillén Arango.

Tengo un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leer más sobre:

“Colsubsidio tiene más de $600.000 millones para impulsar el fondo de vivienda VIS”

En el Valle del Cauca, las mujeres siguen ampliando sus espacios laborales

Comfamiliar Risaralda, recibe certificado de acreditación en salud por parte de MinSalud e ICONTEC.

Compartir:

Descubre más noticias