Problemas de salud mental no son un obstáculo para llevar una vida plena y feliz

Los trastornos mentales son hoy una preocupación que va en aumento en Colombia. Actualmente y según el estudio “La salud mental en Colombia” publicado en 2013, 90% de los pacientes que tienen problemas no son identificados, de los cuales 30% son trastornos mentales. Para abordar esta realidad, en el marco de nuestro Congreso realizamos el panel sobre salud mental denominado “Lo FundaMental para el BienEstar”, en el que expertos en el campo discutieron por qué la salud mental debe ser considerada un componente fundamental e inherente para el bienestar personal, familiar y comunitario de los colombianos.

En este conversatorio que se realizó en dos fases y que fue moderado por la periodista y presentadora Margarita Ortega, se reunieron Lina María González Ballesteros, médica psiquiatra de la Fundación Saldarriaga Concha; Carlos E. Climent López, psiquiatra de la Universidad de Harvard; Iván Darío González, viceministro de Salud Pública y Prestación de Servicios. La segunda fase que fue un conversatorio vivencial y emocional, se unieron Catalina Gallo, autora del libro “Mi bipolaridad y sus maremotos” y Piedad Bonnett autora del libro “Lo que no tiene nombre”.

El psiquiatra de la Universidad de Harvard, Carlos E. Climent manifestó que la salud mental se ha convertido en un problema global; sólo en Colombia existen 2.4 millones de personas que sufren de depresión y para superarlo, cuenta el experto, el primer paso es romper el prejuicio y el estigma social sobre ellos: “Debemos hacer algo para enfrentarlo, no hay suficiente recurso humano para identificar esta problemática”.

Para la escritora Piedad Bonnett aún se necesita mayor información y difusión de la naturaleza de la enfermedad mental, para lo cual también se debe dar más acceso a tratamientos y especialistas.

Según los panelistas, está demostrado que acercar la salud mental a las personas significa promover espacios individuales y familiares que fortalezcan  las relaciones.

El Viceministro de Salud, Iván González, también participó de esta discusión en la cual resaltó el papel que cumplen las Cajas de Compensación Familiar en promoción, prevención atención y cuidado de la salud mental. Así mismo, invitó a estar más alertas en nuestras familias para identificar los riesgos para el suicidio.

Para romper la barrera social y hacernos responsables de nuestra salud mental, Lina María González, psiquiatra de la Fundación Saldarriaga Concha, recomendó escuchar al otro, hablar con otros de lo que sentimos.

Así mismo, la periodista Catalina Gallo hizo un llamado para que los trastornos mentales no se vean como obstáculos para llevar una vida plena y feliz. “La mejor ayuda es la ausencia de juzgamiento y rechazo”, dijo.

A pesar de los avances y visibilizarían de la problemáticas, el camino aún es largo. La sociedad, las instituciones y el estado se deben unir para trabajar por un bienestar integral que incluya lo físico, lo emocional y lo mental.

Atendiendo a esta necesidad, las Cajas de Compensación incentivan el acceso a profesionales de la sicología y la medicina, entrenados para comprender y aconsejarnos, a nosotros y nuestras familias, en la búsqueda de ese equilibrio.