A comunicar lo que estamos haciendo como empresas

Es claro que la crisis asociada al covid -19 representa un reto sin precedentes en el ámbito sanitario y en el económico, pero también representa un gran reto en materia de comunicaciones. Desde que surgió el brote por el virus, hemos visto cómo los Gobiernos, medios de comunicación y empresas han actuado frente la crisis ya sea para dar a conocer decisiones, informar de manera oportuna sobre el virus, dar tranquilidad o mantenerse vigente.

Este nuevo escenario nos enfrenta a una incertidumbre y a un permanente cuestionamiento por saber qué está pasando en todos los ámbitos, por esto, el bajo perfil que creíamos que debíamos mantener como empresas, personalidades o gremios, entre otros, está mandado a recoger, pues esta es una oportunidad enorme de mantenerse vigente y generar confianza a través de la comunicación y de los canales que tengamos disponibles.

Ahora, en términos de comunicación es cierto que también nos enfrentamos a un enemigo que ha tomado fuerza en los últimos años y que, gracias a la conectividad y acceso a diferentes plataformas, es consumido con gran facilidad: las noticias falsas o fake news. ¿Qué pasa con este tipo de información en un momento en el que buscamos actualizaciones 24/7? ¿cómo identificar una noticia real de una falsa? ¿realmente es momento para que las empresas comuniquen temas ajenos a la crisis sanitaria?

El pasado viernes 24 de julio llevamos a cabo nuestro conversatorio virtual “Comunicación en tiempos de pandemia” que contó con la participación de Jorge Alfredo Vargas, periodista y presentador de Noticias Caracol; Camilo Cano, asesor en estrategias de comunicación de Libreta Personal y fue moderado por Adriana Guillén, presidente Ejecutiva de Asocajas, quienes coincidieron en que las fake news son pan de cada día y hay que estar muy atentos a la información que consumimos, ya que pueden poner en riesgo la reputación de cualquier empresa o persona. Para esto es importante tener en cuenta que las noticias falsas tienen características diferentes frente a las noticias reales, por ejemplo, de acuerdo con un estudio publicado por MIT, son 70% más probables de volverse virales.

Si bien es cierto que las redes sociales son el caldo de cultivo para las noticias falsas, no debemos demeritar su inmediatez y capacidad de llegar a la comunidad, pues el paradigma de las redes cambió la forma de comunicación entre las empresas y sus audiencias. Antes tocaba acudir a la radio, prensa o televisión para dar un mensaje, pero actualmente a través de las redes pueden comunicar absolutamente todo lo que hacen.

Hoy no hay que tener miedo a comunicar, la gente está ávida de información, la audiencia es inteligente y sabe filtrar información, por esto definir el mensaje que queremos enviar, ser creativos, aprovechar la coyuntura para reinventarnos y mostrar lo que estamos haciendo hacia afuera y hacia adentro de las compañías es clave para mantenernos vigentes. Además, en medio de las actualizaciones sobre la pandemia, conocer noticias sobre otros temas sirven como alivio.