Las Cajas de Compensación crean un círculo virtuoso de formalidad, bienestar y productividad

Las Cajas de Compensación crean un círculo virtuoso de formalidad, bienestar y productividad

Jueves, Octubre 25, 2018
  • Los aportes de las Cajas de Compensación Familiar benefician a más de 28 millones de colombianos.
  • La informalidad en áreas metropolitanas llega al 48% y en zonas rurales alcanza hasta el 80%. Cúcuta y Sincelejo tienen los mayores índices de informalidad; Bogotá, Cali y Manizales registran las menores cifras.
  • Fortalecer el Sistema del Subsidio Familiar, generar modelos innovadores de atención que se adapten a las nuevas tendencias del mercado laboral y fortalecer el aporte de las cajas a la consolidación de la clase media, son algunos de los principales retos para afrontar la informalidad.

Cartagena, octubre 25 de 2018 – Durante la sesión de instalación del 30° Congreso Nacional Asocajas, que se realiza en la ciudad de Cartagena, se presentaron cifras destacadas de los aportes por más de 6 billones de pesos que han beneficiado a más de 28 millones de colombianos a través de las Cajas de Compensación Familiar, con programas de cuota monetaria, educación, vivienda, recreación, cultura y turismo, evidenciando su transcendental papel como aliadas del desarrollo social y económico del país.

Estas cifras reflejan la capacidad del modelo de compensación familiar para crear valor social y para mejorar la calidad de vida de los trabajadores colombianos. El Sistema de Compensación Familiar como prestación social ha contribuido a disminuir la vulnerabilidad de las familias trabajadoras, convirtiéndose en un instrumento para la consolidación de la clase media y el cierre de las brechas sociales.

Al hablar de informalidad, como tema principal de esta versión del evento más importante del sector de las Cajas de Compensación Familiar, se resaltó que está estrechamente relacionada con los niveles de desarrollo económico de los países. En Colombia, si bien la tasa de informalidad ha venido disminuyendo en los últimos años, en áreas metropolitanas del país llega al 48% de acuerdo con el informe del DANE para el trimestre junio - agosto de 2018. El mayor nivel de informalidad se encuentra en las zonas rurales del país que representan el 23% de la población nacional, y pese a tener la tasa de desempleo más baja con un 5.2%, presentan una tasa de informalidad con niveles del 80%, cifras que son relacionadas al poco acceso educativo, y que impactan en el crecimiento y desarrollo económico de estas poblaciones.

En el análisis por ciudades, el índice más alto de informalidad lo presenta la ciudad de Cúcuta con un 68%, seguido de Sincelejo con un 65.2%; más cerca de la media nacional se ubica Barranquilla con el 55.5%, mientras que Cali con el 46.8%, Bogotá con 41.1% y Manizales con el 38.5%, se ubican por debajo de la media nacional.

En el discurso de instalación hecho por Ernesto Herrera Díaz-granados, Presidente de Junta Directiva Asocajas, se resaltaron los seis principales retos que tiene el país para afrontar la problemática de la informalidad: fortalecer el Sistema del Subsidio Familiar, consolidando a las Cajas de Compensación como agentes de desarrollo de las regiones y actores claves en los procesos de formalización laboral; generar modelos innovadores de atención que se adapten a las nuevas tendencias del mercado laboral; impulsar el desarrollo empresarial y la promoción del emprendimiento; fortalecer el aporte de las cajas a la consolidación de la clase media, principal vehículo para contribuir al crecimiento económico del país; diseñar estrategias y programas que permitan ampliar la cobertura de servicios en las zonas rurales; y crear un nuevo modelo de afiliación para los trabajadores por cuenta propia, estructurando productos y servicios para esta población.

“Los retos están planteados y es este el momento propicio para que los gremios, el gobierno, los sectores productivos y sociales, trabajemos de manera coordinada en el desarrollo de estrategias que aumenten los índices de formalidad laboral, porque la solución no debe ser responsabilidad exclusiva de un sector, sino de un país, que comprometido con el desarrollo, aporte un impulso significativo a la protección social”afirmó Ernesto Herrera Díaz-granados, Presidente de Junta Directiva Asocajas.

Durante la sesión de instalación el Procurador General de la Nación, Fernando Carrillo, agradeció al Sistema de Compensación Familiar por ser motor de bienestar social y reconoció que son la herramienta más importante de la política social. “Es fundamental lograr una alianza entre la Procuraduría, Asocajas y el Sistema de Subsidio Familiar para la defensa de los derechos sociales de los colombianos”, afirmó el Procurador. 

Por su parte el Contralor General de la República, Felipe Córdoba Larrarte.“Las Cajas de Compensación hace mucho tiempo dejaron de ser simples repartidoras de subsidios en dinero a ofrecer servicios sociales importantes de recreación, educación, salud. Proteger y estimular los recursos de un sector que tiene tanto impacto social es fundamental”.

Esta tarde como parte de la agenda del 30° Congreso Nacional Asocajas, se reunirán primera vez en un mismo panel los principales líderes gremiales para debatir sobre uno de los principales retos del país: la formalidad laboral y empresarial. Se darán cita Asobancaria, ANDI, Asofondos, Asocajas, Camacol, Confecámaras, Fasecolda y SAC. Además, se contará con la participación de importantes conferencistas internacionales, Carmen Pagés-Serra Jefe de la Unidad de Mercados Laborales y Seguridad Social del Banco Interamericano de Desarrollo (BID); Rafael Puyol Antolín, director del Observatorio Demografía y Diversidad Generacional de IE, España;