El futuro del trabajo: ¿cómo nos estamos preparando?

El futuro del trabajo: ¿cómo nos estamos preparando?

Martes, Noviembre 13, 2018

El emprendedor argentino Santiago Bilinkis asegura que para afrontar con éxito el desafío de un mercado laboral mediado por la tecnología, las personas deben adaptarse a los cambios mediante el estudio permanente.

Más de una vez hemos imaginado un mundo futurista operado por máquinas, robots y algoritmos. Para algunos esta posibilidad puede parecer sacada de una película de Hollywood o transmitir el asombro de tener que enfrentarse a un panorama que ya se está empezando a vivir.

Es ahí donde surge la pregunta: ¿Cómo nos estamos preparando para el mercado laboral del futuro? De acuerdo a las cifras de la consultora Accenture, el 37 % del total de empleo privado en países como Argentina podría ser automatizado casi por completo en los próximos 15 años. Ante estas predicciones, se hace necesario generar cambios que provoquen disrupciones.

Para Santiago Bilinkis, uno de los invitados relevantes del 30 Congreso Nacional Asocajas “la disrupción no hace mejor lo que estás haciendo, la disrupción aniquila lo que estás haciendo, instalando en su lugar una nueva versión superadora de tu propio modelo de negocio”. Bilinkis es un reconocido emprendedor argentino y cofundador de Officenet.

Hay que redefinir la educación

Según el experto, estamos enfrentados a un modelo educativo que forma personas para aprender una vez y luego dedicarse, durante toda su vida, a un trabajo convencional, con profesiones establecidas como medicina, derecho, economía, arquitectura o psicología, entre otras. Eso no está mal.

Santiago asegura que “hay que redefinir la educación y para afrontar con éxito el desafío tecnológico frente al mercado laboral, las personas deben adaptarse a estos cambios mediante el estudio y la capacitación permanente”. Para él, más que pensar en la desaparición de trabajos hay es que pensar más bien en la transformación de los mismos.

“Frente a esto debemos recuperar nuestra capacidad de innovación. Hoy todas las empresas quieren ser innovadoras, pero pocas organizaciones se precian verdaderamente de ello, pues una compañía solo lo logra en tanto su gente no esté oxidada y atornillada a una rutina laboral”, señala.

Santiago Bilinkis agrega que en este proceso es muy importante ser empáticos y desarrollar nuevas capacidades enfocadas en la resiliencia, flexibilidad y la comunicación, ya que la innovación requiere aprendizaje continuo. Por último, recalca que “todas las personas pueden y deben acudir al espíritu innovador que está dentro de sí mismos, mientras que las empresas están en la obligación de proteger y cultivar el capital humano que innova al interior de las organizaciones”.