Artículos

La reforma a la salud afectaría a trabajadores y empleadores: Asocajas

 

OBSERVACIONES AL PROYECTO DE LEY No. 001 DE 2010

 

La reforma a la salud afectaría a trabajadores y empleadores: Asocajas

 

  • El proyecto contiene una disposición que pretende trasladar el 25% del aporte que financia al Sistema de Subsidio Familiar.
  • A los empleadores les implicaría un incremento en la cotización al sistema de salud a su cargo.
  • Se requeriría incrementar las tarifas de los servicios de las Cajas, perjudicando a los trabajadores más pobres porque tendrían que pagar un mayor valor por el acceso o privarse de ellos.

 

Bogotá, D.C., 18 de agosto de 2010.-/ Por considerarlo “inapropiada e inconstitucional” y porque afectaría directamente los derechos de los trabajadores y empleadores colombianos, por el recorte de recursos, el presidente Ejecutivo de Asocajas, Álvaro José Cobo Soto, rechazó el sistema de financiación que propone la iniciativa legislativa que busca reformar el sistema general de seguridad social en salud.

Así lo hizo conocer el directivo gremial en la Audiencia Pública sobre el Proyecto de Ley No. 001 de 2010 (reforma el sistema general de seguridad social en salud) que convocó la Comisión Séptima del Senado de la República.

En su intervención el Presidente de Asocajas reconoció que aunque la iniciativa legislativa busca “atinadamente plantear ajustes a la operación del sistema de seguridad social en salud, con miras a superar las desviaciones y dificultades que se han presentado en su desarrollo”, no obstante, dijo que “en la premura de obtener recursos para financiar los servicios de salud por fuera del plan obligatorio POS, el proyecto contiene una disposición mediante la cual se pretende trasladar un 25% del aporte que actualmente financia al Sistema de Subsidio Familiar, pretensión que dicho sistema considera inapropiada e inconstitucional”.

De aprobarse esta iniciativa, el principal impacto recaería sobre los derechos de los trabajadores colombianos, por el recorte de beneficios que la reducción de recursos destinados a su satisfacción generaría, entre otras razones, porque “asumir una fuente de financiación tal para las prestaciones NO POS equivaldría a algo así como tomar parte de las cesantías o reducir los salarios de los trabajadores para tal objeto, lo que francamente sería impensable, porque el subsidio familiar es una prestación social”.

La salud requiere un replanteamiento, un reenfoque sobre la gestión de los determinantes de la salud, como la prevención y la promoción, que permitan mantener más sanas a las personas respecto de  aquellos factores o variables que determinan el nivel de salud de una comunidad. Esto no se logra necesariamente arbitrando mayores sumas para financiar beneficios No POS, pues por el contrario contribuye a generar más presiones sobre el Sistema, desdibujando la orientación que ha sido definida en el modelo de aseguramiento universal trazado para Colombia.

Además, dijo, el traslado del 1% de los aportes del 4% para atender el NO POS del régimen contributivo, disminuye los recursos destinados a los trabajadores y a los beneficiarios del subsidio en $721.077 millones de pesos.

Pero también afectaría a los empleadores, porque implicaría un incremento en la cotización al sistema de salud a su cargo. “En efecto, dijo Cobo, si bien se plantea como un esquema de aplicación de los aportes ya existentes y la redestinación de un porcentaje de los mismos, en realidad operaría con su implementación un ajuste a la contribución con destino al sistema de salud, la cual se ubica hoy en el 8.5% el salario y que fue incrementada por la Ley 1122 de 2007”.

 

Afectación sobre los servicios

Tomando las cifras a diciembre de 2009, el impacto de la reducción de un punto de los aportes parafiscales que administran las cajas equivaldría a recortar $226.464 millones de los recursos que se destinan al subsidio familiar. En este sentido, dijo Cobo, el recorte se traduce en una caída del subsidio familiar que percibe mensualmente un hogar promedio de dos hijos, se contrae en $9.141 pesos, de $36.564 pesos pasaría a solo $27.423 pesos.

Así mismo, también se reducen en $44 mil millones los recursos que las Cajas de Compensación Familiar destinan al programa del Fondo para el Fomento del Empleo y Protección al Desempleado.

Igualmente, el recorte también limitaría la capacidad de las Cajas para asignar subsidios de vivienda a los trabajadores colombianos más pobres, es decir, se dejarían de asignar 8.707 subsidios de vivienda al año, cuando la propuesta del Gobierno es aumentarla hasta 250.000 por año.

Gravísimas consecuencias tendría también, entre otros, el recorte sobre el programa Atención Integral a la Niñez; se dejarían de atender a 852.660 niños y jóvenes de la Jornada Escolar Complementaria en el que las Cajas invierten $57.300 millones; se privaría del acceso a educación subsidiada de buena calidad a 27.223  estudiantes.

En términos de servicios sociales, dice Cobo Soto, (recreación, turismo social, programas vacacionales, capacitación, crédito, bibliotecas, cultura, salud y nutrición, adulto mayor, guarderías y discapacitados), se requeriría incrementar las tarifas a los trabajadores más pobres que tendrían que pagar un mayor valor por el acceso a los servicios o privarse de ellos, como seguramente sucedería.

ASOCAJAS - Asociación Nacional de Cajas de Compensación Familiar
Tel. +571 323 27 65 - Fax. +571 340 59 24 - Calle 39 No. 19 -29 La Soledad - Bogotá - Colombia

Video Institucional

Reforma a la Salud

Fotos Congreso

Red de Bibliotecas

ciedes     super subsidio     codess     ciess        seguridad social para todos     ciss